Por supuesto, nuestro planeta no tendrá que enfrentarse a ninguna amenaza espacial en un futuro próximo. La NASA solo está realizando ejercicios en caso de tal situación.

Por cierto, este es el séptimo evento de este tipo en la historia de la agencia, se lanza cada dos años. De hecho, la última vez, los científicos “destruyeron” accidentalmente Nueva York en un intento por salvar Denver.

Este año, el ejercicio comenzó el 26 de abril y, según el escenario, el 19 de abril de 2021, los astrónomos en Hawái descubrieron el asteroide 2021 PDC, que se encuentra a una distancia de 57 millones de kilómetros de la Tierra. Su aproximación más cercana a nuestro planeta tendrá lugar el 20 de octubre de 2021.

Como resultado de dos días de observación del objeto, los investigadores estimaron la probabilidad de una colisión con la Tierra 1 en 2500, pero luego aumentó al 5% (1 en 20). El tamaño del hipotético asteroide se estima entre 35 y 700 metros, y la posible zona de colisión cubre el territorio de Europa Central y África del Norte.

El ejercicio se lleva a cabo durante cinco días, con sesiones informativas diarias sobre la escala de la amenaza simulada. Asumen diferentes roles: gobierno nacional, agencia espacial, astrónomos, agencias de protección civil y otros.

Desde el primer día del ejercicio, los expertos comenzaron a buscar estrategias para eliminar la amenaza. El plan original consistía en cambiar la órbita del asteroide o destruirlo con armas nucleares. Luego llegaron a la conclusión de que era imposible preparar y lanzar una nave espacial para esta tarea en tan poco tiempo.

Para el tercer día del ejercicio de escenarios, habían pasado dos meses desde el descubrimiento del asteroide. Se conoce el alcance geográfico más preciso del ataque previsto. Su tamaño es de 800 kilómetros de largo y 250 kilómetros de ancho. Los países de Europa Central están amenazados: Alemania, República Checa, Austria, Eslovenia y Croacia. Por lo tanto, el tamaño del asteroide se estimó en 140 metros.

Un objeto de este tipo en una colisión con la Tierra puede provocar víctimas de hasta un millón de personas con una probabilidad del 21%, y la probabilidad de que más de 100.000 personas resulten heridas es del 74%. En el peor de los casos, alrededor de 6,6 millones de personas en el planeta se verán afectadas.

Al final del tercer día, los participantes concluyeron que “las opciones de mitigación en el espacio no son posibles, por lo que la respuesta de emergencia civil es crítica“. Cómo se desarrollarán más los eventos, lo averiguaremos más adelante.