Primero TikTokHouse, ahora viene el Clubhouse, la nueva red social solo para los “elegidos”. Que es? Para qué es? Y como es por dentro?

Una ola de locura violenta me tocó también. Desde todos los rincones se oye sobre la red social mágica, única y exclusiva.

¿Es realmente así? Comparto mi experiencia de una semana usando el Clubhouse y os cuento por qué estoy cansado de eso. Todo lo que viene es una experiencia subjetiva. Probablemente puede que no vaya bien con la tuya.

Y el rey no es real

Internet está lleno de artículos que es casi imposible ingresar al Clubhouse y las invitaciones se venden por 50, 100 e incluso $ 800. Aunque si buscamos bien se puede encontrar por 5-8 euros, pero bueno. Al fin y al cabo es una manipulación barata para atraer a los usuarios de todas las formas posibles. La “exclusividad” juega un papel importante en cuanto al marketing. La gente siempre ha querido ser parte de algo exclusivo, de lo que otros no pùeden obtener.

Por cierto, cada invitado recibe 2 invitaciones más, lo que hace que este ciclo sea interminable y devalúa el sistema de invitaciones en sí.

Como es por dentro el Clubhouse

En la aplicación existen diferentes clubes, dentro de los cuales hay habitaciones. Se crean conversaciones de voz en las habitaciones, pero no hay ningun chat. Puedes entrar a la sala como oyente, “levantar la mano” y uno de los moderadores te dará el acceso para unir en conversación. Cada usuario tiene un perfil donde puede agregar una descripción y una foto. Es posible suscribirse a otros usuarios. Eso es todo.

Quién está adentro

Dentro de la aplicación serás recibido por innumerables “expertos”: oradores, entrenadores, piratas informáticos de negocios, todo tipo de estafadores y otros seres malignos. Cada uno entra en la sala, habla de sí mismo y prácticamente comienza a vender sus servicios bajo la apariencia de ser experto.

Pincha me gusta y suscríbete al canal

Si uno de cada dos usuarios de la aplicación es un entrenador, entonces uno de cada tres usuarios es un TikToker o un podcaster. Si formas parte del fanclub de esta maravillosa fauna, aquí te encantará.

Que tan útil es

Visité varias salas de perfiles durante un par de horas para comprender cuánta información útil escucharé aquí. Desde el exterior, recordaba a los jubilados inteligentes que se reunían en un banco cuando hacía sol para jugar al dominó y hablar sobre el tiempo. Una historia típica, cuando durante una hora la gente entra y dice sus nombres, qué comen y cuántos kilómetros al día corren. Todo esto se pule con bromas sexuales y habla monótona. 

Este es el problema con todos los chats de enfoque limitado con una gran cantidad de personas. El tema original se pierde y todo se convierte en conversaciones sobre nada.

¿Dónde están las estrellas en Clubhouse?

Si le preguntas a un usuario de Clubhouse por qué es tan atractivo, en el 90% de los casos la respuesta estará asociada con el hecho de que aqui se puede escuchar a personas famosas. La popularidad de la aplicación se basa en el hecho de que varias personas famosas se han unido a ella y tienen la oportunidad de “tocarlas”. Gracias, Elon..

Para quien es todo esto

Quizás esta sea una buena perspectiva para desarrollar la historia y el aprendizaje de los podcasts. También será útil para los que están acostumbrados a grabar voz de 8 minutos en vez de responder con dos líneas de texto. 

No noté ninguna diferencia fundamental con Discord. El único argumento que he escuchado es la calidad de la audiencia. Personalmente, yo no observé esta cualidad. Sin embargo, cada vez más empresas conocidas y personas que le dan crecimiento están poniéndose al día con el servicio. El problema es que las personas famosas están lejos de ser un motivo de confianza.

Clubhouse

Me gustaría agregar que no encontrarás magia o algo radicalmente nuevo en el Clubhouse. Básicamente, allí se dibujan clubes de fans de celebridades, tiktokers y entrenadores de diferentes embotelladores, y no puedes crear abiertamente tus propios clubes. Para abrir uno debes enviar una solicitud que puede ser suspendida o ignorada.

No doy invitaciones.

Portada: Tecno Geek