UE pretende destruir la privacidad de los usuarios. Sugieren introducir una puerta trasera en los dispositivos bajo el disfraz de proteccion.

Anteriormente, repetidamente hablé sobre proyectos de ley para prohibir el cifrado de extremo a extremo en el Congreso de los Estados Unidos. Lo que puede afectar al mundo entero de una forma u otra.

Ahora se ha trasladado de Estados Unidos a la Unión Europea, donde los partidarios de las leyes contra el cifrado esperan acabar con la privacidad después de todo.

Con el pretexto de “proteger a los niños de la violencia sexual”, los políticos esperan aprobar una serie de leyes dudosas. Si se aprueban, el gobierno tendrá acceso a los datos cifrados sin que se rompa el cifrado.

Su propuesta es “escaneo del lado del cliente”. Código informático inmutable que se ejecuta en su propio dispositivo y compara, en tiempo real, el contenido de sus mensajes con una lista de prohibición no verificable.

Solo quieren obligar a todos a implementar una puerta trasera, ya se nota el camino adonde nos vamos. Este es el mismo enfoque utilizado por China para rastrear conversaciones políticas a través de servicios como WeChat.

¿Adivina quién decidió echar leña al fuego? – Europol.

Anunciaron esta semana que la cantidad de pornografía infantil detectada en Internet sigue creciendo de año en año, las agencias policiales están sobrecargadas con casos de materiales online relacionados con abuso infantil.

La motivación perfecta para implementar una puerta trasera en nuestros dispositivos. Nadie quiere a los pedófilos, son odiados por todo el mundo. Cuando necesitan realizar algo serio, aumentan las estadísticas dibujando unos cuantos números más con respeto a los casos reales. Cuando necesitan demostrar que lo que hacen es bueno y efectivo, que son los más listos, geniales y que han trabajado tan bien, reducen las estadísticas. Magia fuera de Hogwarts.