A pesar de que el año pasado el multimillonario prometió iniciar ensayos clínicos en humanos, este año nos mostró un cerdo con un chip.

En el corazón de la nueva demostración estaba un cerdo llamado Gertrude, a quien, según él, le habían implantado Neuralink durante los últimos dos meses.

El diseño del dispositivo Neuralink ha cambiado desde su presentación el año pasado, por lo que el dispositivo en sí no se puede ver. Ahora tiene forma de moneda y está diseñado para encajar al ras del cráneo.

“Podría tener Neuralink ahora mismo y no lo sabrías”, bromeó Musk.

Además, Elon enfatizó que el implante se puede instalar sin anestesia general en menos de una hora. Para muchos, esto generó preocupaciones sobre una posible chipización oculta.

En el futuro, Musk cree que Neuralink se conectará a su teléfono a través de Bluetooth y se cargará de forma inalámbrica durante la noche.

En el segmento de preguntas y respuestas que siguió a la presentación, un empleado de Neuralink se refirió a la privacidad y la seguridad. Hizo hincapié en que todos los datos neuronales se cifrarán y la empresa ya está trabajando con probadores de penetración para proteger el dispositivo de los piratas informáticos.

Ya me pregunto qué puerta trasera dejará la NSA en ellos..

Musk también dijo que el dispositivo será “bastante caro” en el primer lanzamiento, pero quiere reducir el precio a unos pocos miles de dólares.