Los ingenieros del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) han utilizado la nanotecnología para convertir las espinacas en sensores para detectar explosivos. Ahora resulta que consiguieron enseñar a las espinacas cómo enviar correos electrónicos. Según Euronews, esto ayudará a los especialistas supervisan el estado del clima de manera más eficaz.

Las plantas pueden transmitir información de forma inalámbrica a los científicos. Los ingenieros, utilizando nanotecnología, fabricaron una especie de sensores a partir de espinacas comunes. Sin embargo, con este sistema la espinaca también puede informar sobre el cambio climático y posibles problemas ambientales.

Después de que la espinaca detecta cambios negativos de su alrededor, utiliza nanotubos de carbono para transmitir la información recopilada a los especialistas por correo electrónico. Para hacer esto, la planta envía una señal especial hacia la cámara de infrarrojos en la plantación.

Las plantas son muy buenos químicos analíticos. Están dotados de una red ramificada de raíces directamente en el suelo, mientras que constantemente toman muestras de agua subterránea y pueden transportar de forma independiente esta agua a las hojas.

Michael Strano , director de estudios

Portada: Tecno Geek