Telesforo Avilés de 35 años, el empleado de seguridad del hogar, confesó haber pirateado y espiando a sus clientes por las cámaras de vídeo. El plazo máximo que puede recibir este hombre es de cinco años.

Según los informes, el atacante trabajaba para ADT, una empresa que se dedica en brindar seguridad para hogares y oficinas.

Una foto del empleado que estaba espiando a sus cliente
Telesforo Avilés

Avilés dijo que ha accedido a las cámaras de los clientes más de 9,600 veces en más de cuatro años. El pirateo afectó a 220 clientes en Texas. El ex empleado de ADT confesó que siguió la vida de las mujeres que le atraían. Estaba observando a sus clientes, como cambian de ropa, duermen o tienen relaciones sexuales.

Avilés fue acusado formalmente en octubre de 2020, cinco meses después de que varios clientes de ADT presentaran demandas contra la compañía por violaciones de seguridad. En total se han presentado tres demandas contra ADT.

Recientemente, durante una audiencia en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Avilés se declaró culpable de fraude informático y de filmar a clientes sin su agencia y consentimiento.