Un documento dice que utilizando la tecnología de reconocimiento facial, Instagram crea “plantillas” para etiquetar caras en las fotos.

Los usuarios han acusado una vez más a Facebook de recopilar ilegalmente datos biométricos a través de herramientas de reconocimiento facial para etiquetar fotos de Instagram.

Los demandantes afirman que la empresa “recopiló, almacenó y se benefició” de los datos de más de 100 millones de usuarios de Instagram. En particular, estamos hablando de datos relacionados con la tecnología de reconocimiento facial.

El documento dice que utilizando la tecnología de reconocimiento facial, Instagram crea “plantillas” para etiquetar caras en las fotos. Estas plantillas son almacenadas en una base de datos de Facebook, que luego las usa para mejorar las funciones de reconocimiento facial en sus productos, incluida la aplicación de Facebook, y también comparte esta información con terceros.

Según los demandantes, Instagram aplica automáticamente esta herramienta, incluso en los casos en que las personas que aparecen en las imágenes no están registradas en la red social. Tales acciones violan las leyes del estado de Illinois, en particular la prohibición de recopilación no autorizada de datos biométricos.

Si el tribunal declara culpable a Facebook, tendrá que pagar una multa de entre 1.000 y 5.000 dólares por cada infracción. El incidente afectó a más de 100 millones de usuarios y el daño total podría alcanzar los 500.000 millones de dólares, escribe Business Insider.

A su vez, Facebook se declaró inocente, afirmando que esta demanda es infundada e Instagram no utiliza tecnología de reconocimiento facial.