Los investigadores pudieron desarrollar un aprendizaje profundo que ayuda a encontrar las personas perdidas en el bosque usando drones.

Un equipo de tres investigadores de la Universidad Johannes Kepler utilizó el aprendizaje profundo para mejorar drásticamente la búsqueda de personas en el bosque con drones. Los especialistas lograron hacer, si no un gran avance, pero algo muy cercano a esto.

Las personas perdidas en el bosque corren un grave peligro no solo por el riesgo de morir de frío sino ser destrozadas por animales salvajes. Por ejemplo, es muy difícil para los rescatistas encontrar tales “pérdidas” debido al calentamiento de los árboles a la temperatura del cuerpo humano. Incluso las cámaras termográficas no ayudan a los especialistas en esos momentos.

Se desarrolló un nuevo proyecto específicamente para resolver este problema. Basado en el trabajo de la inteligencia artificial, fue capaz de combinar imágenes de varios drones, y luego, por así decirlo, “extinguió” la radiación térmica de los árboles. Como resultado, aparecieron contornos humanos claramente distinguibles frente a los rescatistas, que habrían estado cubiertos por la vegetación durante los disparos normales.

El video que demuestra la tecnología

Los científicos dijeron que el sistema que desarrollaron demuestra una precisión del 95% para encontrar personas perdidas. En comparación, las imágenes térmicas tradicionales solo cuentan con una tasa de precisión del 25%.