Los médicos israelíes realizaron una operación exitosa para trasplantar una córnea completamente artificial. Gracias a los desarrollos modernos ha sido posible restaurar la visión a una persona ciega. Este es el primer experimento de CorNeat, una startup médica de Israel. De acuerdo a un comunicado de prensa, Jamal Furani de 78 años fue hace diez años ciegos debido a enfermedades que dañan la córnea del ojo.

Jamal Furani con su familia y médicos

El proceso de implantación de la córnea artificial no tomó más de una hora. Tras la operación y la retirada de los vendajes, Furani pudo volver a ver. El implante consta completamente de materiales sintéticos no degradables que reemplazan el tejido corneal dañado. Gracias a la tecnología celular y los mecanismos de ingeniería química que imitan el entorno celular, el implante se integra con los tejidos corporales y no provoca rechazo. Anteriormente las córneas de donantes se usaban para restaurar la visión, pero es difícil obtenerlas, una córnea artificial se ha convertido en una solución al dicho problema.

La córnea es una película transparente en la parte exterior del ojo. Con el tiempo, puede degradarse e incluso desprenderse, lo que resulta en problemas de visión. Los implantes artificiales han existido antes, pero la operación en sí era muy costosa y no siempre exitosa.