Los expertos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte presentaron una charla interesante en la conferencia USENIX y hablaron sobre su experimento, que se dedicó a la marcación automática.

Para realizar el experimento, los investigadores crearon un enorme honeypot telefónico y operaron 66.606 líneas telefónicas durante 11 meses (desde marzo de 2019 hasta enero de 2020). En total, durante este tiempo, los científicos recibieron 1.481.201 llamadas robóticas no solicitadas. Además, los números de teléfono de honeypot nunca llegaron al público.

En promedio, se recibieron llamadas no solicitadas cada 8.42 días, y la mayoría de las llamadas automáticas se produjeron en oleadas peculiares, que los expertos denominaron “tormentas”. Estos picos se produjeron con regularidad, a intervalos regulares, y las llamadas parecen haberse realizado como parte de campañas bien organizadas. Durante 11 meses los expertos han registrado 650 de esas “tormentas”.

Estadísticas de "tormentas"
Representación de las llamadas “toemrntas”

Curiosamente, no todas las llamadas durante tales ráfagas de actividad provinieron de robots: la mayoría de las personas que llamaron resultaron ser personas reales. Los expertos especulan que este es el culpable de la táctica de suplantación de identidad de llamadas, es decir, los marcadores tienden a ocultar sus números de teléfono reales y hacerse pasar por personas reales. Por lo tanto, cuando las víctimas perdieron una llamada automática y luego volvieron a llamar a un número falso, terminaron en los números de teléfono de honeypot del equipo de investigación.

“Curiosamente, nuestro colega de laboratorio también fue víctima de tal tormenta. Cientos de extraños literalmente lo bombardearon con llamadas, ¡y se quejaron de que fueron llamados desde su número! No hace falta decir que no pudo usar el teléfono durante varios días hasta que cesaron las llamadas ”, dicen los expertos.

El equipo de científicos registró aproximadamente el 10% (alrededor de 150.000) de las llamadas automáticas recibidas, que luego se analizaron para determinar su fuente y contenido. Esto identificó 2.687 campañas de marcación automática únicas, la más grande de las cuales anunciaba préstamos para estudiantes, seguros médicos, promoción de motores de búsqueda de Google y estafas de seguridad social.

El análisis de los expertos
Estadísticas proporcionadas por los expertos

Pero quizás la conclusión más interesante del experimento de los expertos fue la siguiente: después de responder a un millón y medio de llamadas robóticas, los investigadores no notaron ningún aumento en el número de tales llamadas en general.

 “Los medios de comunicación y los reguladores aconsejan constantemente a los usuarios que eviten las llamadas de números desconocidos para reducir la cantidad de llamadas de robots. Sorprendentemente, descubrimos que responder a tales llamadas no necesariamente aumenta el número futuro de llamadas automáticas. Los usuarios deben tener cuidado al llamar desde números desconocidos, pero si responden una llamada no solicitada de vez en cuando, esto no significa que en el futuro recibirán muchas más llamadas de robots ”, resumen los autores del experimento.

La verdad es que si no recibes llamadas masivas, entonces vale la pena de bloquear estos números. En el caso de responder es muy importante de controlar lo que estás diciendo, porque respondiendo “sí” a cualquier pregunta, luego pueden poner este “sí”, por ejemplo, como confirmación de utilización de sus servicios o compras.