Mucha gente piensa que el navegador Tor es el navegador más seguro y anónimo. No es así en absoluto, tiene varios problemas y fallos.

Tor (The Onion Router) es un software gratuito y de código abierto para implementar la segunda generación de enrutamiento de cebolla. Es un sistema de servidor proxy que le permite establecer una conexión de red anónima.

Los usuarios de Tor pueden permanecer en el anonimato online cuando visitan sitios web y otras aplicaciones que utilizan el protocolo TCP. La anonimización del tráfico se proporciona mediante el uso de una red distribuida de servidores: nodos. La tecnología Tor también protege contra los mecanismos de análisis de tráfico. Estos amenazan no solo la privacidad de Internet, sino también la confidencialidad de los secretos comerciales, los contactos y las comunicaciones en general.

Desafortunadamente, este grado de protección viene con varias desventajas importantes que pueden representar un serio peligro para el usuario.

¿Cómo saber si el navegador Tor está en uso?

El experto forense Neil Kravets afirma que utilizando parte de la información proporcionada por Tor, es posible determinar cuándo un usuario está usando un navegador anónimo. El científico cuenta tres indicadores mediante los cuales los atacantes o los servicios especiales pueden determinar el hecho usar Tor.

El primer indicador es la velocidad de su conexión a Internet. Tor Browser intenta ocultar los datos de ubicación del usuario y otra información tanto como sea posible. Esto se logra debido al enrutamiento de cebolla, cuando se aplica un cifrado múltiple al tráfico de la red de entrada. Él mismo pasa a través de un grupo de nodos intermedios, sucede muchas veces. Debido a esto un atacante podría determinar que una persona está usando Tor basándose en la presencia de una mala conexión.

El segundo indicador es la capacidad de determinar el tamaño de la ventana del navegador. Por defecto, el navegador Tor abre una ventana con un ancho en múltiplos de 200 píxeles y una altura en múltiplos de 100 píxeles. Si un atacante detecta el agente de usuario del navegador Firefox, a partir del cual se crea el navegador Tor, y el ancho de la ventana es un múltiplo de 200 píxeles, entonces puede establecer el hecho de que está usando Tor.

El tercer indicador es el tamaño de la barra de desplazamiento de la página (scroll), que es único para cada navegador según el sistema operativo. Por ejemplo, el ancho de desplazamiento en Tor para macOS es de 15 píxeles, para Windows 7/8/10 – 17 píxeles, y para Linux – de 10 a 16 píxeles (dependiendo de la distribución).

A primera vista, este problema parece insignificante, pero no debe subestimarse. Muchos usuarios eligen Tor para mantener su anonimato en la red, en lugar de despertar el interés en su identidad por parte de intrusos y agencias policiales.