El jefe de Twitter, Jack Dorsey, dijo que no estaba orgulloso de la eliminación de la cuenta de Donald Trump, pero consideró que era la decisión correcta. Esbozó sus pensamientos sobre esto en un hilo de 13 tweets.

El daño de hablar online es obvio en la vida real y esto, sobre todo, impulsa nuestra política y aplicación de la ley.

Os recuerdo que prácticamente todas las cuentas de Donald Trump han sido bloqueadas. Ya sea una red social o plataforma de streaming. La razón de esto fueron sus declaraciones sobre el robo de votos en la elección presidencial, que derivó en el asalto al Capitolio. Twitter borró por completo la cuenta que tenía casi 89 millones de suscriptores.

Sin embargo, Dorsey dice que la necesidad de bloquear y prohibir cuentas no es solo nuestra incapacidad para comunicarnos bien, sino que también divide a las personas y limita nuestra capacidad de aclarar. Todo esto genera un precedente peligroso para que el debate público global sea dominado por un puñado de individuos o corporaciones.

Todos debemos mirar críticamente las inconsistencias entre nuestras políticas y su implementación. Sí, debemos comprender que nuestros servicios pueden ser perjudiciales. Sí, necesitamos más transparencia en nuestras operaciones de moderación. Todo esto no puede poner en peligro un Internet global libre y abierto.

Jack Dorsey considera que Internet y el debate público global son el mejor y más relevante método para lograr el entendimiento universal y una coexistencia más pacífica en la Tierra. Por otra parte, se da cuenta de que no es así en este momento.