Las elecciones presidenciales de EE.UU. es un estreno mundial. Pero, como las redes sociales y plataformas actúan contra la desinformación?

Muchas personas estaban discutiendo sobre los pasos de las redes sociales para evitar la propagación de falsificaciones, disturbios e “influencia extranjera”. Si seguias las elecciones en las comunidades estadounidenses, podrías ver que muchos esfuerzos están claramente dirigidos contra el presidente actual Donald Trump. Acusa a los gigantes tecnológicos de jugar junto con los demócratas. Lo estaba diciendo de forma abierta. No aceptará una pérdida y anima a sus seguidores a “unirse al ejército” para defender las elecciones.

Facebook en la noche de las elecciones mostraba a los usuarios estadounidenses un mensaje de que el recuento de votos aún está en curso. Cuando finalice, apareció un mensaje con los resultados oficiales. FB se ha preparado para el hecho de que es posible que los resultados de las elecciones no se resuman de inmediato, sino en unos pocos días. Youtube también ponía un mensaje indicando que la votación o el recuento de votos aun no se ha terminado.

Desinformación

Si alguno de los candidatos anunciaba su victoria prematuramente, Facebook añadia un mensaje a esto de que la votación aún está en curso. Twitter hizo lo mismo, o incluso borraba por completo la publicación del candidato antes de que se anuncien los resultados oficiales. Además, Twitter marcó tweets que pueden ser engañosos e iba eliminando aquellos que “piden un comportamiento ilegal y evitan la transferencia de poder de manera pacífica”.

Influencia extranjera y publicidad política

Facebook ha aprendido a rastrear las “acciones coordinadas” de las campañas de desinformación extranjeras e informa regularmente sobre la eliminación de cuentas y grupos sospechosos. Todos los anuncios políticos están controlados y el usuario ahora puede ver qué anuncios políticos se le muestran.

Desde el 27 de octubre, FB no ha aceptado pedidos de anuncios políticos y, desde el 4 de noviembre apagó la publicidad política. Google también desactiva los anuncios después de la finalización de la votación, Twitter y TikTok han eliminado por completo los anuncios políticos este año.

Teorías de la conspiración y discurso político

Facebook ha prohibido las publicaciones que llaman a observar elecciones que utilizan un lenguaje “militarizado” (palabras como “ejército”, “batalla”, etc.). Esto claramente va en contra del reciente llamado de Trump de “alistarse en el ejército para una operación de seguridad electoral”.

FB también prohibió la difusión de varias teorías de conspiración como QAnon (sus partidarios promueven la idea de una conspiración a gran escala de la élite contra Trump). Twitter simplemente prometió eliminar cualquier tweet que pida interferencia electoral.

Plataformas y elecciones presidenciales de EE.UU.

Los medios occidentales escriben que no se registraron ciberataques importantes el día de las elecciones. Pero hubo muchos ataques falsos, y de ambos lados. El principal productor de falsificaciones fue el actual presidente Donald Trump, quien, mucho antes de resumir los resultados, comenzó a declarar su victoria en diferentes estados.

En general, es bastante interesante observar esto: han salido todas las tecnologías electorales “clandestinas” trabajadas durante décadas en la era de las redes sociales. ¿Por qué inyectar en secreto información comprometedora en los medios de comunicación (aunque no sin ella), si puedes simplemente lanzar una falsificación en Twitter?

¿Qué hicieron las plataformas en concreto?

Básicamente, marcaron las falsificaciones como contenido engañoso y eliminaron los ataques especialmente entusiastas a los rivales (esto lo hizo principalmente Twitter). Aquí hay unos ejemplos:

  • Twitter ocultó varios tweets sobre la victoria y publicó un mensaje de que el conteo aún no había terminado.
  • Twitter eliminó el mensaje de Trump de que la decisión de la Corte Suprema de extender el conteo de votos por correo es “muy peligrosa y conduce a un engaño desenfrenado e incontrolable”.
  • Al tuit de Trump de que los demócratas quieren robar 500.000 votos en Pensilvania, Twitter adjuntó un mensaje de que el tuit podría ser engañoso.
  • Los informes de los partidarios demócratas también han sido “perjudicados”: por ejemplo, las publicaciones de que Biden obtuvo 270 votos electorales fueron marcadas como “controvertidas” y potencialmente engañosas.
  • Facebook e Instagram a menudo marcaron los mensajes controvertidos como engañosos, pero los acompañaron con un recordatorio de que los resultados de las elecciones aún no se habían resumido.
  • Youtube no eliminó el video de One American News Network, que hablaba sobre la victoria de Trump y los intentos de los demócratas de “robarse las elecciones”. Google no consideró el video falso, pero le puso un mensaje indicando que los votos aún no habían sido contados. Sin embargo, quitaron la monetizacion del video.
  • https://tecnogeek.pw/twitter-de-donald-trump/

Que tenemos al final?

Oficialmente ganó Biden. Obviamente, a Trump le va costar abandonar la Casa Blanca, pero no tiene otra. A pesar de que Donald Trump en los ojos de muchos es un presidente malo, yo no lo considero igual. Por supuesto, tiene puntos muy dudosos y comportamiento extra;o, pero, por otra parte, no es agresivo como los anteriores. Durante Trump EE.UU. no había participado en ningún conflicto militar, ha suavizado las sanciones dirigidas a Rusia para desarrollar el área de IT de ambos países, inició movidas entre las empresas monopolistas grandes etc. Todo el mundo de una u otra forma depende de Estados Unidos, así que ahora Biden se encuentra bajo la atención de muchos ojos. Vamos a ver que tal le va.