En China crearon nuevo ordenador cuántico que supera la de Google en 10 mil millones de veces lo que significa su supremacía cuántica.

¿Qué es la superioridad cuántica?

En términos generales, es el uso de un ordenador cuántico programable o configurable para resolver algún problema computacional bien definido mucho más rápido de lo que sabemos cómo resolverlo con cualquier ordenador clásico existente.

Esto es exactamente lo que han logrado los científicos chinos.

Nuevo ordenador cuántico

El mercado de los ordenadores cuánticos se está desarrollando a un ritmo acelerado. Los gigantes de TI globales compiten en él: Microsoft, Amazon y otros. Y si la afirmación de los científicos chinos resulta ser cierta, es evidente que todos tienen grandes problemas.

La agencia de noticias estatal china Xinhua anunció un gran avance de los expertos locales. Los periodistas informaron sobre la creación de un nuevo ordenador cuántico por parte de científicos chinos, que superó a la de Google en 10 mil millones de veces.

Las capacidades de tales sistemas se utilizan para calcular experimentos físicos complejos. Al mismo tiempo, el nuevo desarrollo chino resultó ser 100 billones de veces más poderoso que la supercomputadora más avanzada del planeta. Esto, según Xinhua, no solo es un “gran avance en computación” para China, sino también el primer paso hacia la supremacía cuántica del país.

Protección de tecnologías

Por cierto, China demostró previamente la distribución de claves cuánticas en el espacio. Además, controla un satélite que utiliza fotones entrelazados y la tecnología de teletransportación cuántica de información para el intercambio de claves.

Al mismo tiempo, la República Popular China limitó inmediatamente las tecnologías de cifrado de exportación, tecnologías cuánticas y tecnologías de gestión de claves. Cualquier equipo criptográfico cuántico ahora tiene prohibido salir de China sin permiso.

También está prohibido exportar todo el software y otras tecnologías que puedan utilizarse para crear, diseñar o probar los elementos antes mencionados.

Fuente: Fortune