La prohibición del cifrado de extremo a extremo va a ser el primer paso serio de la UE en su lucha contra la privacidad de los usuarios.

Después de los ataques terroristas en Francia y Austria, la Unión Europea está considerando la posibilidad de limitar el cifrado de extremo a extremo para el control de chats en mensajeros por parte de oficiales de inteligencia. Esto se viene del proyecto de declaración del Consejo de Ministros de la UE.

“La Unión Europea debe preservar la capacidad de las autoridades policiales y judiciales para ejercer sus poderes legales”, dice el documento.

Como aclara la radio austriaca FM4, en Europa prevén obligar a la gestión de servicios de comunicación a crear claves para el seguimiento de mensajes con encriptación de e2e.

Prohibición del cifrado de extremo a extremo

La decisión de prohibir el cifrado de extremo a extremo se tomará a principios de diciembre durante una videoconferencia de los ministros de Interior y Justicia de la UE. Según FM4, tal prohibición puede ser “un paso más contra el terrorismo”. Esta frase mencionó el presidente francés Emmanuel Macron en una entrevista con el canciller austriaco Sebastian Kurz.

Por tanto, ya se ha tomado la decisión sobre el almacenamiento de datos, que provocó disputas en la UE. El 19 de noviembre será aprobado en el grupo de trabajo del Consejo de Cooperación en Materia de Seguridad Nacional. El 25 de noviembre, está previsto presentarlo al Consejo de Representantes Permanentes de los Estados miembros de la UE. La adopción del borrador será seguida por una orden del Consejo de Ministros de la Comisión de la UE sobre el desarrollo de un reglamento.

El cifrado de extremo a extremo es una tecnología que evita que terceros accedan a la correspondencia de los usuarios. Al usarlo, la información de los chats no se almacena en los servidores, sino solo en los dispositivos del remitente y el destinatario. En las etapas intermedias, los mensajes se cifran para que un tercero vea un conjunto incoherente de caracteres.