Un hacker nigeriano ganó más de $ 1,000,000 con cartuchos de impresora. Usando el phishing consiguió engañar a cientas de personas.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció la sentencia del hacker nigeriano Olumide Ogunremi. También conocido como “Tony Williams”, de 43 años. 

De julio a diciembre de 2013, Ogunremi y sus asociados atacaron a agencias del gobierno de Estados Unidos. Además, atacaron a los proveedores de la Administración de Servicios Generales. Usaban el famoso metodo phishing por correo electrónico, según documentos judiciales. Los estafadores enviaron correos electrónicos de phishing y enlaces a sitios web que imitaban cartas y recursos reales de agencias gubernamentales de EE. UU., incluida la Agencia de Protección Ambiental. Cuando personas desprevenidas visitaron estas páginas falsas e ingresaron sus credenciales allí, terminaron en manos de piratas informáticos.

Las credenciales robadas se utilizaron para acceder a los correos de los empleados para solicitar suministros de oficina en su nombre. En primer lugar solicitaban los cartuchos de tóner de impresora. Los estafadores compraron los productos a proveedores autorizados para hacer negocios con agencias gubernamentales de Estados Unidos.

Los atacantes pidieron a los vendedores que entreguen los pedidos a su gente en Nueva Jersey y otros lugares. En estos sitios empaquetaban rápidamente y luego los enviaban al extranjero a puntos de venta controlados por Ogunremi y sus asociados. Los cartuchos luego salieron a la venta en el mercado negro. En total, los delincuentes defraudaron a proveedores de suministros de oficina por valor de aproximadamente $ 1,000,000, según el Departamento de Justicia.

En 2018, Ogunremi intentó huir a Canadá después de ser condenado. Pero desde allí le extraditaron a Estados Unidos en septiembre de 2019. Ahora está sentenciado a 36 meses de prisión, así como a dos años bajo supervisión y pagó $ 68,618 en daños.